2 feb. 2011

Como desde el principio

-No pretendo esperar algo de ti, hace tiempo ya no lo espero, acepto el adiós como se acepta lo inevitable. Acepto que tú no eras para mí, fuiste lo que nunca quisiste ser, un momento.-
Quizá esto fue lo ultimo que debí escribir para asegurarme que jamás me buscara… como si en verdad eso pasaría algún día…, y a quien engaño, me muero porque suene el teléfono y su nombre se asome en la pantalla del celular o quizá ir a subirme al mismo trasporte que ella toma y encontrarla “por casualidad”.
Pero no llamara y quizá jamás la encuentre, aun que día a día no me despegue del teléfono y cada que me suba al trasporte la busque entre la gente, ella seguirá ahí donde siempre estuvo desde el principio “ en mis sueños”.

1 comentario:

Shannycita dijo...

Quiza no seas el unico, solemos sentarnos a esperar que suene el telefono deseando que sea el nombre de el o ella el que aparezca en la pantalla del celular, solemos buscar por el camino entre las calles y entre la gente esperando que magicamente crucemos las miradas y si por casualidad sucede sonreimos y nuestro corazon empieza a latir, porque para que, siemplemente porque cumplimos el cometido del dia... y hoy estoy aqui sentada esperando que suene el telefono que tengo a mi lado a anuncia "... llamando! "