18 ago. 2009

Usa protector solar



Señoras y señores de la generación del 99: Usen protector solar. Si pudiera ofrecerles sólo un consejo para el futuro, sería este: usen protector solar. Los científicos han comprobado los beneficios a largo plazo del uso del protector solar, mientras que los consejos que les voy a dar no tienen ninguna base confiable y se basan únicamente en mi propia experiencia.

He aquí mis consejos:

."Disfruta de la fuerza y belleza de tu juventud; no me hagas caso. Nunca entenderás la fuerza y belleza de tu juventud hasta que se te haya marchitado. Pero créeme, dentro de veinte años cuando en fotos te veas a ti mismo comprenderás, de una forma que no puedes comprender ahora, cuantas posibilidades tenías ante ti y lo bien que te veías en realidad.

No estás tan gordo como te imaginas. No te preocupes por el futuro, o preocúpate, sabiendo que preocuparse es tan efectivo como tratar de resolver una ecuación algebraica masticando chicle. Lo que sí es cierto es que los problemas que realmente tienen importancia en la vida, son aquellos que nunca pasaron por tu mente; esos que te sorprenden a las cuatro de la tarde de un martes cualquiera.

Todos los días haz algo a lo que le temas. Canta. No juegues con los sentimientos de los demás y no toleres que la gente juegue con los tuyos. Relájate. No pierdas el tiempo en celos.

A veces se gana y a veces se pierde. La competencia es larga y al final, sólo compites contra ti mismo. Recuerda los elogios que recibas. Olvida los insultos. ( Pero si consigues hacerlo, dime cómo). Guarda las viejas cartas de amor. Bota los estados de cuenta bancarios.

Estírate. No te sientas culpable si no sabes muy bien que querías de la vida. Las personas más interesantes que he conocido no sabían que hacer con su vida cuando tenían veintidós años. Es más, algunas de las personas más interesantes que conozco tampoco lo sabían a los cuarenta.

Toma mucho calcio. Cuida tus rodillas, sentirás la falta que te hacen cuando te fallen.

Quizás te cases, quizás no. Quizás tengas hijos, quizás no. Quizás te divorcies a los cuarenta. Quizás bailes en tu 75º aniversario de bodas. Hagas lo que hagas, no te enorgullezcas, ni te critiques demasiado. Siempre optarás por una cosa o por otra, como todos los demás.

Disfruta tu cuerpo, aprovéchalo de todas las formas que puedas. No le tengas miedo, ni te preocupes de lo que piensen los demás, porqué es el mejor instrumento que tendrás jamás. Baila, aunque tengas que hacerlo en la sala de tu casa. Lee las instrucciones aunque no las sigas. No leas revistas de belleza; para lo único que sirven es para hacerte sentir feo.

Hermano y hermana. Juntos lo lograremos. Algún día un espíritu vendrá y te llevarás hasta el final. Yo se que te han hecho daño, pero yo estaré ahí esperándote; y estaré ahí sólo para ayudarte cada vez que pueda hacerlo.

Aprende a entender a tus padres. Será tarde cuando ya no estén. Llévate bien con tus hermanos, son el mejor vínculo con el pasado y probablemente serán ellos los que te acompañarán en el futuro. Entiende que los amigos vienen y se van pero hay un puñado de ellos que debes conservar con mucho cariño. Esfuérzate en no desvincularte de algunos lugares y costumbres, porque cuanto más pase el tiempo más necesitarás a las personas que conociste cuando eras joven.

Vive un una ciudad ( New York City ) alguna vez, pero múdate antes que te endurezcas. Vive en el campo ( Sur de California ) alguna vez, pero múdate antes que te ablandes.

Viaja. Acepta algunas verdades ineludibles. Los precios siempre subirán, los políticos siempre mentirán y tu también envejecerás. Y cuando seas viejo añorarás los tiempos cuando eras joven y los precios era razonables, los políticos eran honestos y los niños respetaban a los mayores.

Respeta a los mayores. No esperes que nadie te mantenga, pues tal vez recibas una herencia, tal vez te cases con alguien rico, pero nunca sabrás cuanto durará.

No te hagas demasiadas cosas en el pelo, porque cuando tengas cuarenta parecerás de ochenta y cinco.

Se cauto con los consejos que recibes y ten paciencia con quienes te los den. Los consejos son una forma de nostalgia. Dar consejos es una forma de sacar el pasado de la caneca de la basura, limpiarlo, ocultar las partes feas y reciclarlo, dándole más valor del que tiene.

Pero hazme caso en lo del protector solar.

13 ago. 2009

Mientele a tu mentira

Por quinta vez en menos de 15 minutos, reviso el reloj, la descesperaciòn era muy notoria. La esquina de aquella avenida la recorría como león enjaulado. Los minutos le parecían horas cuando se trataba de esperarla, y ella disfrutaba llegar tarde.

Tomo aire y se trato calmar, entendió que algo la tarazaría, quizá el hecho de que su marido no la dejaba ir y debía mentir, tal vez sus hijos debía encargarlos con alguien o quizá solo se retrasara por el trafico.

A pesar de los motivos, el desesperado chico de 20 aun no era lo suficiente maduro para aguantar las ganas de estar con la mujer de 33 que, según él, había conquistado en la fiesta de la prima. El joven había notado que desde la ultima mesa del salón una mirada constante de la sensual mujer. Una mueca combinada con una leve sonrisa animo al chico a acercarse a ella, un rato de platica, un mal pretexto llevo al primer beso y a la primera cita, al primer placer, el cielo que no encontraría en su propia edad de deprimente pubertad.

Cuando reviso el reloj por sexta vez, una silueta familiar se acercaba a él, con un singular contoneo seductor, aun no se acercaba lo suficiente y ya el perfume lo envolvía. Emocionado la abrazo y beso, como si no la hubiera visto en años. Mientras se alejaban de la esquina, un hombre bajo de un taxi y no dejo pasar la oportunidad de disfrutar a la vista el contoneo seductor, que para su sorpresa fue contestado con una mirada combinada con una leve sonrisa, a espaldas del chico.


11 ago. 2009

Noche de despedida

Los llantos eran desgarradores, los lamentos eran ensordecedores, las lágrimas se veían en todos los rostros afligidos y desconsentidos, incrédulos ante la realidad que tenían enfrente. Ese escenario de personas de negro, veladoras, flores y un pequeño ataúd blanco al centro del salón, una madre sintiendo como se le va la vida, un padre sintiendo la desaparición y la impotencia de saber que su única hija se había ido, sintiendo que la culpa le desgarra el alma le quema el espíritu.


Hasta hacia apenas unas horas antes mientras dormía, sintió una caricia en el rostro, un poco asustado despertó de golpe hasta tener claro la imagen de su hija frente a el.
-papá, ¡pipí!- dijo la niña entre susurros. Entre sueños se levanto y llevo a su hija al cuarto de baño, la sentó y espero casi con los ojos cerrados. -ya papá- le dijo mientras se sostenía fuerte de los brazos de su padre, sin recordar que la niña estaba descalza, la puso a un lado de el la niña se sostuvo fuerte de su pierna y se puso de puntas al sentir en los pies el frió del suelo, la limpio y solo fue un momento, un maldito segundo en que la soltó para bajarle al baño, la niña resbalo, sus fuerzas no fueron suficientes para sostener el pantalón de su padre y su cabeza pego en el filo del escalón que dividía la regadera del resto del cuarto de baño. El agua se combino con la sangre, ya no había nada que hacer, la niña no volvió a abrir los ojos.

Quería regresar el tiempo y cambiar solo un segundo de toda su vida, pero eso es imposible, como el hecho de volver a ver jugar a su hija, ni aun el pedir perdón le sabia lógico, y además ¿a quien?, su esposa había perdido a su única compañera, su hija a penas cumularía tres años, el mismo no se perdonaba.

Ya estaba obscuro, el cortejo alumbrado con velas de luz inquieta por el aire frio de la noche, aun se escuchan los lamentos de los familiares, ni si quiera los niños hacian ruido, parecia que tubieran miedo.


Lejos del cortejo, una silueta parece colgar de una de las ramas de un robusto arbol, con una suplica en un papel y en el rostro el horro de saberse asesino de su propia hija.


3 ago. 2009

Maldita suerte

Prometí que la ultima vez que me moriría por llamar a alguien, seria a una sala de urgencias y a pesar de mi esfuerzo es de pensarse que a perro huevero no se le quita ni rompiéndole el hocico (.... este... así va no?)... Y aun que no tengo la mas mínima intención de tomar el teléfono para llamarle(...) debo decir que me muero por oír su voz... que la neta no pasaría del "bueno!!???", ni al cazo no???

Al fin que ni estaba tan buena!!!!!!!!!!!



Esta temporada fuera de mi blog me a puesto a pensar que en realidad nunca e escrito nada productivo... y creo que jamas lo habrá.... así que de todas formas seguiré escribiendo (que pelmazo!!!!!!!!!!)

En otras noticias.... ☼_☼ ... el índice de superficialidad en mi repertorio se a visto afectado por el consumismo... Con su mismo pantalón , con su misma chamarra, con su mismo videojuegon creo que lo mas frustran te es que no cambio de chatarra, la tele ya ni se ve... los DVD´s se ven bien chidos, brillan bien padre quiza cuando tenga en que reproducirlos sabre que pelicula traen....


no se porque pero presiento que eso de la limosneada sincera no se me da.....