18 ene. 2011

Lamento silencioso

¡Ha! ¿Y crees que aun pienso en ti? ¿Qué te volviste indispensable para mí? ¿Crees que vales lo suficiente como para que vengas a echarme a perder mi vida? Solo fuiste un momento y uno muy malo por cierto, olvidarte será fácil pues no es difícil encontrar a alguien como tú porque las hay por miles. Sera fácil olvidarme de tu hipocresía y de tu falsa bondad, no extrañare tus mentiras que fueron muy malas ni extrañare tus sarcasmos ni tus fastidios. Solo fuiste complemento para cubrir mi soledad, manto de mentiras que cubrió mis ojos y atonto mis sentidos.
Y ante lo que parezca, no es mi ardor lo que escribió estas palabras, solo es mi rabia de querer y no poder olvidarte.

1 comentario:

EG y ML dijo...

A veces es el odio, la rabia, y sobre todo el despecho lo que nos hace fuerte, lo que nos da valor para decir las más duras palabras. Pero llega un momento, cuando dejas que todo eso que te impide mirar qué es lo que hay dentro de tu alma, se destruye, da paso a los sentimientos. Y es entonces, cuando aprendes a quedarte con lo bueno y cuando puedes dejar atrás todo lo que empaña tu cordura, es solo entonces... cuando por fin puedes empezar a olvidar... Cuando aprendes a perdonar, ya no a los demás, si no a ti mismo y aceptar lo que hay dentro de tí, es lo solo entonces cuando puedes seguir caminando... A veces es nuestra propia debilidad lo que nos hace fuertes....

(me esta encantando tu blog!!)
muak
(ML)